20 de marzo de 2017

FÚTBOL – El Burgos Promesas saca las vergüenzas al Real Ávila

Realizando un pésimo partido, los encarnados sucumbieron por 1-2 ante el penúltimo clasificado

Abad, autor de uno de los goles burgaleses, trajo por la calle de la amargura a Mamadou
Ángel G. Alameda / El Burgos Promesas 2000 se llevó los tres puntos del estadio Adolfo Suárez a costa de un indolente Real Ávila que realizó posiblemente el peor partido de toda la temporada. El equipo entrenado por el polémico y discutido Jimeno apenas inquietó a la portería defendida por Álex, perdiendo una gran oportunidad para poner tierra de por medio respecto a la zona de descenso, de la que ahora está a únicamente a cuatro puntos, que serían tres si es que descienden tres equipos de Segunda B.

La tarde fue muy desafortunada para los locales y no solo por el resultado negativo, sino por la falta de actitud de los jugadores que saltaron al terreno de juego. Poco fútbol pudo verse en ambas partes, pero al menos los burgaleses pelearon en todo momento con el convencimiento de que podían sacar provecho del desplazamiento. Y bien que lo consiguieron por su trabajo constante ante un anfitrión que parecía tener ganado el partido sin haberlo jugado.

Roa
La descoordinación de todas las líneas abulenses presidió el partido. Una defensa endeble, un centro del campo inexistente y una delantera que no inquietó al rival propició que el fútbol brillase por su ausencia. A base de patadones al balón y sin dar dos pases seguidos, el Real Ávila resultó ser una auténtica caricatura al que le quedan ocho finales para asegurar la permanencia, cinco de ellas a domicilio, el punto negro de la presente campaña al haber ganado tan sólo un partido fuera y frente al farolillo rojo. Y para colmo, de nuevo ‘show’ del entrenador encarnado, haciendo un gesto a la grada cuando anotaba Iván Vila el único gol local.

El Burgos Promesas jugó bien sus cartas y aunque sin crear peligro, durante el primer cuarto de hora llegó más veces al área opuesta que el Real Ávila a la suya. Los encarnados efectuaron su primer disparo en el minuto 20 desde el borde del área a través de Llorián tras un saque de esquina. 

Jesús Sánchez
La falta de ganas de los locales se tradujo en el 0-1, gol transformado en el minuto 28. Un balón que roba Abad casi en el centro del campo, se lo envía a Soto y éste lo pasa a Cosin quien como una centella en carrera lanza un disparo cruzado que bate por bajo a Julen.

No tardaría mucho el Real Ávila en empatar el partido. Iván Vila era el autor del uno a uno cuando remataba un balón frente al portero tras recibirle de Rubén Ramiro, que a su vez lo recogió de Isma. José Manuel Jimeno celebraba con tanta efusividad el gol que se dirigió a la grada con un gesto, recriminado por la afición con gritos de ¡fuera! ¡fuera! y ¡Jimeno vete ya!, en un nuevo desencuentro con la parroquia.

Del empate se pasó, a tres minutos del descanso, a que los burgaleses se pusieran otra vez por delante. Abad se aprovechaba de un  error de Mamadou y disparaba de forma potente desde el borde del área para materializar el 1-2 con el que se marchaban los jugadores a los vestuarios.

Salto de Garrido junto a Josito
La segunda parte no difirió mucho de la primera. Aunque iba perdiendo, al Real Ávila parecía que no le iba nada en el envite. Es más Pekas, sustituto de Cosin, estuvo a punto de marcar el tercero visitante sino hubiera sido porque le arrebató el balón Julen. Como también lo pudo hacer Jairo mediante un remate de cabeza que se marchó ligeramente fuera tras el saque de una falta. E igualmente la oportunidad le llegaba a Gallo con un golpe de tacón que desde el borde del área casi se cuela.

El partido transcurría con un ejercicio de total impotencia del Real Ávila que no creaba peligro sobre el marco de Álex. Las salida s de Rober en lugar de Roa, Toño por Isma y Edu por Josito, no encontraron el remedio para los males abulenses. Se iba agotando el tiempo y según transcurrían las manecillas del reloj la situación no cambiaba, beneficiando al Burgos Promesas que defendía a capa y espada el resultado que le era favorable y con el que terminó un choque para olvidar.

Javi de Mesa e Isma no tuvieron su tarde
José Manuel Jimeno: “No hemos sido capaces de hacer un fútbol fluido

Quiero pensar que no ha habido falta de actitud en los jugadores, vamos a llamarle falta de tensión competitiva. El ritmo de juego en la primera parte no era alto y nos interesaba un partido con más ritmo y movilidad, más loco. Hemos tenido ciertas situaciones de superioridad por dentro que no hemos sabido salir bien con el balón. El Burgos ha aguantado como un auténtico tesoro el 1-2 y no hemos sido capaces de crear una situación clara de gol. Igual nos hemos creído que teníamos ganado el partido antes y para ganar hay que competir mucho y bien. Si no te pintan la cara como nos ha hecho el Burgos. Ahora tenemos que sacar pico y pala en los encuentros que quedan.
Después del gol nuestro no ha pasado nada. Yo celebro el gol con rabia, con alegría con intensidad, como soy yo. Estamos hartos de ver decenas de celebraciones con entrenadores en los partidos que dan en televisión porque ven que su equipo empata el partido y se abre la posibilidad de ganar. Puede que alguien lo interprete de otra manera pero yo no estoy dispuesto a entrar en un circo.”

Banquillo del Real Ávila
Ficha técnica:

1 Real Ávila: Julen, Garrido, Llorián, Josito (Edu, m. 80), Mamadou, Roa (Rober, m. 56), Rubén Ramiro, Jesús Sánchez, Iván Vila, Javi de Mesa e Isma.

2 Burgos Promesas 2000: Álex, Viti, Ivo, Jairo, Zamora, Gabri, Gallo, Cosin (Pekas, m. 46), Abad (Ovidio, m. 76), Cerezo y Soto (Marti, m. 82).

Goles: 0-1 (Cosin, m. 28), 1-1 (Iván Vila, m. 36), 1-2 (Abad, m. 42).

Árbitro: Francisco Rivera García (Valladolid), asistido en las bandas por Alexandru George Mihal y Jesús Mansilla Barrientos. Mostró tarjetas amarillas a los locales Iván Vila y Rober; y a los visitantes Jairo, Soto y Cerezo.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésima jornada del grupo VIII de Tercera División, disputado en el estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 300 espectadores.



































No hay comentarios:

Publicar un comentario

POLIDEPORTIVO